Música académica costarricense. Del presente al pasado cercano


Rutas para explorar los elementos estilísticos del lenguaje musical de un compositor

portada Este es el título del segundo capítulo del libro “Música académica costarricense. De presente al pasado cercano”, cuya presentación fue en el mes de octubre del año pasado, 2012, en el Teatro de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica.
La edición y publicación de este libro es el producto de la investigación impulsada por el Decanato de Bellas Artes y su decano Eddie Mora, concebido como material de apoyo para los cursos teóricos dedicados a la música costarricense, cuyo contenido pertenece a tres profesoras de la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica: María Clara Vargas, Ekaterina Chatski y Tania Vicente.

El segundo capítulo, escrito por esta servidora, Ekaterina Chatski, explora el estilo musical en la obra de catorce compositores costarricenses, compartiendo la línea de pensamiento de Valentina Kholopova, para quien la tendencia estilística principal del arte del siglo XX y de la primera década del siglo entrante se refleja en la individualidad de cada compositor.
La técnica y los recursos musicales observados en las partituras de los costarricenses orientaron el análisis, de manera que la obra de cada compositor se abordó desde una perspectiva teórica distinta.
En este capítulo no se impone la apreciación de la investigadora de lo que fue, es y será la música en Costa Rica, sino que forma parte de la cosmovisión de la expresión sonora costarricense en todas sus posibilidades imaginables. La posición de la investigadora es que no existe una sola manera de acercarse a la complejidad de la sociedad, y mucho menos, en el arte, donde una apreciación subjetiva puede convertirse en una gramática musical. Las obras cuyo valor artístico profesan, no repiten estérilmente esquemas rígidos, sino en manos de artistas se transforman inevitablemente en un objeto particular obteniendo de esta manera vida y voz propia.
También, el análisis propuesto de los elementos estilísticos de cada uno de los catorce compositores escogidos se entiende como un primer acercamiento al tema, el cual puede servir como un punto de partida, una de varias rutas posibles para el estudio de la música costarricense.

Y por último, el libro se puede adquirir en el Decanato de Bellas Artes, llamando al tel. 2511-8931 o bajarlo gratis del dropbox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *