Mascarones

SONY DSCLa vida del personaje se desarrollaba en la cotidianidad, resolviendo diversos problemas operativos: traer, llevar, contestar, solucionar, cambiar, llegar, leer, escuchar…

Sin embargo, no más entrando al teatro, el personaje cruza por el umbral, vigilado por cuatro guardianes. Han sido tres veces que ha atravesado este linde desde la cotidianidad a lo excepcional, desde la vida real a la ilusoria. Ya, tres de los vigilantes han sostenido parte de su alma en sus dominios.

Su primer paso fue acompañado por los melodiosos sonidos de un violín; su segunda travesía, por obras musicales que fueron el resultado de su fantasía interior, interpretadas por otros músicos que parecían entender su espíritu; el tercer paso, el personaje lo ejecuta construyendo en el escenario teatral monumentales armonías orquestales. Le quedaba el último recorrido. El cuarto centinela, imperturbable, lo esperaba con mucha paciencia.

El telón escénico se abría lentamente, transportando al público desde la vida real hacia la escena que es como un nuevo mundo, hacia el espectáculo que es como una fiesta del alma. La figura central del escenario, cual entidad psicagógica, se apoderaba y controlaba los pensamientos, tanto de los músicos como del público expectante en la sala.
El personaje, protagonista de la escena, construía y ordenaba escrupulosamente, las estructuras sonoras en las monumentales composiciones musicales.

Ya han terminado los últimos compases de una sinfonía, pero el director aún no ha bajado sus brazos: sigue escuchando con oídos mágicos, los ecos resonantes que se elevaban hacia los rincones más alejados del escenario. En ese momento, los cuatro guardianes cerraban las puertas del teatro, evitando la salida del personaje a la vida cotidiana, porque los centinelas saben que en este instante se han entrelazado sus cuatro pasiones: él interpretaba sus obras musicales, tocando el violín y conduciéndo orquesta.

читать по-русски..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *